‘SIREN’: LA DOBLE CARA DE SUNMI

Todas conocemos a Sunmi pero sus múltiples facetas no dejan de sorprendernos.

La cantante compuso Gashina, uno de los mayores éxitos de 2017, en la que tras una ruptura, lejos de sentirse mal, Sunmi lo celebra y se hace más fuerte. Su siguiente comeback, Heroine, mostró la vulnerabilidad de una chica que está atrapada en una relación tóxica. En Siren, que cierra la trilogía vemos ambas facetas en una.

Las sirenas son personajes mitológicos conocidos por su belleza sobrenatural y su canto maravilloso que atrae a los marineros y los lleva a la perdición. Sunmi ha pasado por muchas etapas en la relación que nos cuenta esta trilogía, pero tal vez Siren es la más simbólica de todas.

Ya nos advirtió con el título del miniálbum: WARNING. En este comeback, Sunmi volvía más atrevida y peligrosa que nunca, y adopta la actitud de una sirena pura para anunciar que no queda rastro de su vulnerabilidad. Ha aprendido la lección.

(x)

Sin embargo, en el MV vemos cómo todas las espectaculares “Sunmis” vestidas de sirena persiguen a una Sunmi mucho más corriente y asustadiza. El espíritu de la sirena que habita en su interior la llama para que se acepte a sí misma, y al principio no es nada fácil, porque la Sunmi tierna no hace más que escapar de su destino.

Mientras tanto, rodeada de lujo, lentejuelas, brillantes, y adornos que imitan las escamas de la figura mitológica, Sunmi canta con mordacidad que no tiene sentimientos para nadie salvo para ella misma.

 

Aléjate de mi vista

No te acerques más, chico

Aunque estés triste, yo no lloro

La Sunmi vulnerable está atrapada en una jaula, y tiene que salir (x)

La letra está escrita por ella, igual que el resto de las canciones de WARNING, y fue considerada como title song para Wonder Girls antes de su disbandment. La música está compuesta por FRANTS y presenta influencias disco y dance, con tintes retro adornados con el sonido de sirenas de emergencia, reuniendo todo lo que significa el concepto.

El estribillo empieza fuerte con una frase en inglés, y cambia en el puente hacia un sonido más edgy. Como siempre, Sunmi nos muestra sus fantásticas dotes de baile de una forma sugerente, elegante y fantasiosa a través de la estética brillante y delicada, de colores azules, lilas y plateados.

(x)

Si Gashina, Heroine y Siren tienen algo en común, es su mensaje final. Sunmi siempre sale fortalecida de todos los golpes, sobre todo cuando acepta su yo real, luchador y valiente, y deja de anteponer al chico a sus intereses.

En Heroine nos queda la idea de que “el show debe continuar”, Gashina es un canto a la autoestima: “¿Cómo vas a dejar a alguien como yo?” y en Siren, directamente, Sunmi avisa de que es peligrosa y no se puede jugar con ella. Y aunque haya un alter ego que tenga miedo a dejar salir su verdadero yo, la sirena siempre gana. 


Con este disco no sólo cerramos una trilogía apasionante y de contrastes, también podemos conocer más del camino que seguirá Sunmi y el color que quiere darle a sus canciones como artista y compositora.

Anuncios
Susana Matondo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s