CRÓNICA: SOUTH CLUB EN MADRID

No sabemos qué dirían Nam Taehyun y su banda cuando les anunciaron que tendrían un tour por nada menos que Europa, ese continente que la industria sabe que existe pero tiene un poco olvidado. South Club apenas daba sus primeros pasos en Corea y por medio de las promotoras Beat Craze y Asia Unit, ya daba el salto hasta aquí.

Norae Magazine estuvo en su primera vez pisando Madrid, España, y por la experiencia sabemos que será algo difícil de olvidar tanto para quienes estaban encima del escenario como para quienes los veían desde abajo.

Así lo vivimos nosotras:

UNA MIRADA DE CERCA

Taehyun y su hermano Donghyun (bajista), Wonyoung (batería) y Kunku (guitarrista) recibieron a un reducido grupo de fans VIP al comienzo de la tarde. Las trataron de tú a tú (obviando toda barrera idiomática) y, unos con más timidez que otros, las cubrieron de sonrisas, amabilidad (¡y refrescos!).

Poco después llegó la hora de hacer preguntas. Taehyun se desenvolvía entre el coreano y el inglés, respondiendo la mayoría de cuestiones mientras su hermano pequeño asentía tímidamente a todo lo que él decía. Hubo preguntas de todo tipo. Desde:

“¿Cuál es tu súperhéroe favorito?”
“Deadpool”

Hasta…

“¿En qué te inspiras para componer tus canciones?”
“En el tequila. No, no, en las personas…”

También les pidieron que recomendaran un libro o dijeran su preferido, y mientras Kunku y Wonyoung fueron a lo seguro con Harry Potter, Donghyun se decantó por Las Crónicas de Narnia.

IMG-20180424-WA0033
Foto de María José Ortuño

Por otra parte, si una canción tuviera que definir a South Club como grupo, Taehyun eligió Smells Like Teen Spirit de Nirvana, y el resto escogió su propio tema, Dirty House. ¿Sacáis alguna conclusión?

Después tuvo lugar el Hi Touch, con una cantidad mayor de fans, que se desarrolló rápido y sin incidentes… ¡pronto era la hora del show!

BLUES Y ROCK N’ ROLL

Cuando las luces se bajan antes de un concierto, siempre se crea una sensación cosquilleante en la boca del estómago y la adrenalina se acumula, preparada para salir disparada en cuanto suene la primera nota.

Esta vez no iba a ser menos. Incluso cuando todavía no había nadie en el escenario, la gente chillaba. Los músicos surgieron de entre un espeso humo para colocarse sus instrumentos y llenaron la sala con un juego de guitarra/batería/bajo durante un par de minutos delirantes en los que se dedicaban a dejar salir notas de sus manos antes de que apareciera, por fin, Taehyun.

20180423_201252.jpg

Los intensos rasgados de guitarra que dan comienzo a Dirty House abrieron un concierto que se definiría, a pesar de su brevedad, por su derroche de carisma, notas perfectas y mucho, mucho blues y rock n’ roll.

Dirty House es una de las canciones favoritas de Amp (fans de South Club). Parecía que la sala no iba a aguantar los saltos y la masa gritando a coro “Dirty House! I don’t care!“, pero eso sólo era el principio. Después llegó la irreverente indie-rock I.D.S (siglas de I don’t give a Shit) y Taehyun incluso hizo sin problema algunos cortes de manga. De fondo, Kunku se recreaba maravillosamente con su guitarra, Wonyoung daba botes para dejarse ver y animar al público, y Donghyun todavía no se había soltado del todo.

20180423_204602

Taehyun se colgó inmediatamente después una guitarra acústica, para no hacerle sombra a la rítmica de Kunku, y cantó Believe in you, haciéndola melancólicamente suya con los focos blancos que le daban a la espalda. A continuación llegó el turno de otro de sus grandes temas, I got the Blues, que sin duda define el sonido del grupo, que explora el terreno del blues con intensidad.

South Club sólo tienen un miniálbum y muy pocas canciones, así que el concierto tuvo muchas versiones. La primera, la mítica Dont let me down de The Beatles, con la que Taehyun cambió su guitarra acústica por una eléctrica, recordándonos a George Harrison en aquella famosa azotea.

SORPRESAS DEL NUEVO DISCO

Todos intentaron comunicarse con las fans. “Hola y Muchas gracias” fueron las palabras clave, pero Taehyun intentó chapurrear algo más de español y si no, se manejaba con el inglés. Alabó al público, haciendo hincapié en lo apasionado que era y la energía que desprendía, y también mencionó que todas eran “muy guapas“, porque se acercó mucho, mucho a las primeras filas en varias ocasiones; fanservice no faltó en ningún momento, vaya.

Las Amp que visitaron Madrid conocieron varios adelantos del que será su próximo disco. Su segundo álbum va a continuar por la veda del blues. Nos presentaron dos canciones nuevas, que él denominó Blues of T y Blues of A (imaginamos que títulos provisionales), y fueron una delicia.

La banda interpretó con maestría cada punteo, cada riff y cada golpe percusivo, y Taehyun era la viva imagen de la afinación. También su pronunciación era bastante buena, pues ambas canciones eran completamente en inglés.

 

20180423_201316
Los solos de guitarra de Kunku eran impresionantes

Su tesitura parecía haber cambiado desde sus tiempos en WINNER. Durante el concierto, su voz se movía en registros más graves y bajos que con su antiguo grupo, y se notaban sus cuerdas vocales muy cómodas. Esto no quita que de vez en cuando alcanzara notas tan altas desgarradas que arrancara ovaciones. Sin duda, Taehyun no ha perdido un ápice de su gran capacidad vocal, simplemente lo ha trasladado a otros estilos musicales con los que parece más cómodo.

Entrabamos ya en terreno melancólico, acústico, introspectivo. Los primeros acordes de Hug me llenan el escenario, trasladándonos atrás en el tiempo, cuando South Club decidió presentarse con esta preciosa balada.

Pero eso no era todo, Taehyun anuncia que su hermano, (que poco a poco se había animado hasta subrise encima de los altavoces a tocar) ha compuesto una canción que no está terminada todavía pero que es, en sus propias palabras “muy dulce y bonita“. Se titula Aurora.

Donghyun se cambia el bajo por la guitarra y empieza a recitar, sí, porque más que cantar las palabras las hablaba, las acariciaba, parecido a lo que hacía Cohen. Aurora nos habla lenta y metafóricamente de una mujer, y esperamos de todo corazón que esté incluída en el próximo disco, porque es capaz de enamorar a cualquiera.

20180423_210235
Donghyun interpretando ‘Aurora’

Taehyun había desaparecido durante la interpretación de su hermano. Los músicos se dedican a hacer un interludio para seguir “fardando”, con más comodidad, de lo bien que tocan a pesar de su juventud. Cuando el vocalista reaparece, lleva una estrafalaria camisa nueva, y nos advierte: La siguiente canción es… muy de saltar. Es la canción principal del próximo disco“.

Y aunque no queremos dar más detalles para que sea una sorpresa… Taehyun no mentía, ¡es una canción llena de energía y rock! Todos menos el batería (y no porque no quisiera) acabaron de rodillas en el suelo.

UN FINAL HILADO ENTRE EL PÚBLICO

El encuentro llegaba a su fin. Lo sabíamos porque habían cantado ya la mayoría de sus canciones, aunque quedaba un tema clave: Liar. Con dos guitarras eléctricas en el escenario y una bandera de España firmada hasta los topes, South Club se despedía de nosotros.

Y desaparecieron del escenario.

Hubo gente que se lo creyó, pero el protocolo exige que la banda siempre vuelva, y eso hicieron. Pero entonces la batuta pasó a llevarla el público.

¿Qué queréis oír?” nos preguntó Taehyun mientras se colgaba la guitarra acústica encima de su capa/bandera española. Y la primera respuesta que captó trajo consigo una bonita cover de Champagne Supernova de OASIS. Después le siguió un clásico, Creep de Radiohead.

20180423_2122501.jpg

El broche final lo puso un tema mucho más actual, ya que todo el concierto hasta entonces había tenido una aura antigua y nostálgica. Una fan pidió Lost Stars de Maroon 5, y el deseo le fue concedido.

Sabíamos que esto era el final, y aunque no pudimos decidir cuándo acabarlo -porque se habría hecho eterno- al menos pudimos tomar parte en cómo terminarlo.


Después de esas casi dos intensas horas de buena música en directo, no cabe duda de que South Club tiene talento y futuro para rato. Esperamos sinceramente que les vaya muy bien y adquieran poco a poco más fama tanto en Corea como en el extranjero.

Hasta entonces, sin duda, sabemos por su espíritu bohemio e innovador, que con crear música les basta y les sobra.

¡Nos vemos pronto!
Anuncios
Susana Matondo

2 comentarios sobre “CRÓNICA: SOUTH CLUB EN MADRID

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s