MANUAL DE SUPERVIVENCIA, PARTE 2: 13 HORAS DE VUELO A CONTRA-RELOJ

¡Bienvenidas otra semana más a SoniainSeoul! Comenzamos con nuestro manual de supervivencia ahora que Chuseok ha terminado.  Y qué mejor manera de comenzar este manual que por el principio: el temidísimo vuelo transcontinental de 13 horas.

Para las amantes de los aviones esta parte será pan comido. Quién está acostumbrado a verse a 12.000 metros de altura y surcar el cielo a través de las nubes, los vientos y las tormentas no tiene nada de lo que preocuparse.

En cambio otros, cómo yo, jamás en la vida se han tenido que subir a un avión SOLAS. La simple idea de subirse a semejante altura y velocidad ya puede ser terrorífica de por sí, pero si encima estás completamente sola y vas a tener que desenvolverte en aeropuertos desconocidos… Puede ser todo un reto.

Pero en Norae no hay reto que se nos resista y por eso vamos a llevaros con nosotras en nuestro pequeño jet privado para desvelar todos los secretos del vuelo España – Corea. ¡Comenzamos!

Imagen relacionada
¡Subirse a un avión siempre es emocionante! [x]

SALIDA DE ESPAÑA

El día ha llegado: vas a dejar tu hogar y a sumergirte en la aventura coreana de tus sueños. Haces la maleta con ilusión y posiblemente con lágrimas en los ojos mientras ves tu habitación vaciarse poco a poco. Te despides de tu familia y amigos, metes el equipaje en el coche y pones rumbo al aeropuerto.

Yo tuve que levantarme a las 4 de la mañana para asegurarme de llegar a Madrid con tiempo suficiente para coger el vuelo sin agobios, os aconsejo hacer lo mismo. Pero no seré yo quién dé consejos sobre cómo hacer maletas porque, sinceramente, soy pésima; sin embargo sí os diré que tenéis que tener mucho cuidado con las medidas de la maleta y el peso, pues si os pasáis del límite establecido por la compañía aérea vais a tener que pagar por ello, y no va a ser barato.

Aseguraos también de que no lleváis ningún objeto prohibido en el vuelo. Y por supuesto asegurad la maleta lo máximo posible con candados y cuantas medidas de seguridad veáis oportunas.

Imagen relacionada
Camino al aeropuerto sabiendo que al fin te vas a Corea [x]

Tus padres pueden ayudarte con las maletas, pero una vez pasas por el recinto de seguridad estás sola. Si al igual que yo eres una sentimental es posible que tengas que pasar por todo el proceso llorando desconsoladamente mientras los demás pasajeros te miran con pena. No pasa nada, vas a sobrevivir. Aunque nunca hayas estado en un aeropuerto sola en tu vida todo está muy bien señalizado y es muy complicado perderse.

Y si os sentís inseguras, siempre podéis intentar entablar conversación en la puerta de embarque para tener alguien con quién compartir el momento. Yo decidí acercarme a dos chicas japonesas que, aunque a penas hablaban inglés, me ayudaron muy amablemente hasta el momento de entrar en el avión. No tengas miedo a pedir ayuda si la necesitas ¡puede que encuentres a alguien en la misma situación que tú!

Imagen relacionada
Todo es más fácil con alguien a tu lado animándote [x]

EN EL AVIÓN

Una vez estés en tu asiento lista para despegar tu trabajo ha terminado. Al menos hasta que aterrices. Durante el vuelo solo tienes que preocuparte de intentar comer y dormir a las horas apropiadas, y por supuesto mantener la calma pase lo que pase.

¿A qué me refiero con pase lo que pase? Sí, exactamente lo que estás pensando: las turbulencias. En un vuelo de más de 10 horas es prácticamente imposible que el avión no experimente turbulencias en algún punto del viaje.

Como estaba muy preocupada investigué un poco por mi cuenta antes de subirme al avión y descubrí que los aviones están diseñados para soportar turbulencias 10 veces peores de las que se pueden dar, y que son muy comunes debido a los cambios en el aire, pero que no deben preocuparnos, pues nunca son causa de accidente.

Si tienes miedo a las alturas o las turbulencias recomiendo que intentes ponerte una película, y si puedes hacerlo antes de despegar mucho mejor, pues el despegue y el aterrizaje son los momentos más tensos para quien padece acrofobia o miedo a volar.

Imagen relacionada
Le dejamos las turbulencias a GOT7 [x]

Aparte de descansar al máximo y dormir tanto como sea posible, comer también es vital para sobrellevar esta experiencia. El mito de que la comida de los aviones es mala no se aplica a todos los vuelos. Korean Air nos ofreció varias opciones para la cena y para el desayuno, ambas con muy buena pinta. Puedes elegir entre comida tradicional coreana o algo más occidental.

Como anécdota diré que yo elegí la cena coreana y, aunque todo el mundo parecía disfrutarla mucho, yo fui incapaz de tomar más de tres bocados. No porque la comida estuviera mala, sino porque estaba muy nerviosa y se trataba de comida típica coreana muy especiada y con sabores completamente diferentes a la cocina española.

Por lo tanto os recomiendo que, si no estáis familiarizadas aún con la comida coreana vayáis a lo seguro y os pidáis un filete, ya tendréis tiempo de hacer turismo culinario una vez piséis tierra firme.

Resultado de imagen de orange caramel gifs
La cara de las azafatas cuando tuvieron que recogerme el plato entero de comida coreana [x]

AEROPUERTO DE COREA

Tras interminables horas de viaje sin wifi, con películas malas, con el pasajero de delante reclinando su asiento demasiado sobre mí, sin comer, sin ir al baño y con unas nauseas terribles, finalmente aterricé en el aeropuerto de Incheon con una sonrisa de oreja a oreja. Todo había merecido la pena, había sobrevivido al vuelo y llegaba el momento de sobrevivir en Corea.

Tener que desenvolverme sola en el aeropuerto de Incheon me preocupaba mucho a priori y sin embargo, no fue tan difícil. Al igual que en cualquier aeropuerto internacional, todo está muy bien señalizado y traducido a varios idiomas.

De todas formas, la mejor estrategia para no perderse es seguir bien de cerca a los pasajeros de tu vuelo. En mi caso eso fue relativamente inútil porque yo era una de las pocas personas no coreanas, y por lo tanto yo tenía que pasar por inmigración y ellos no. Pero el personal del aeropuerto me indicó el caminó muy amablemente.

Una vez en inmigración lo único que hacen es comprobar que tu pasaporte y tu visado son válidos, si todo está en regla es posible que ni tengas que hablar con el personal. Es una situación un poco tensa pero el proceso es en realidad muy simple.

Imagen relacionada
Cuando al fin aterrizas en Corea [x]

Ahora toca recoger las maletas. A la salida de inmigración deberías encontrarte con unos paneles que indican dónde debes recoger tu maleta según el número de vuelo. Como consejo, os diría que intentéis agenciaros un carrito para mover vuestro equipaje si, al igual que yo, lleváis más de una maleta gigante. Yo no conseguí el carrito y fui incapaz de mover mis maletas hasta que una desconocida se ofreció a llevar una de mis maletas en el suyo.

Sin embargo, tu reto no acaba ahí: uno nuevo acaba de empezar. Y es que es el momento de llegar desde el aeropuerto a tu lugar de residencia. Planead bien cómo vais a moveros por la ciudad porque de lo contrario podéis dejaros la paga del mes buscando transporte a última hora.

Resultado de imagen de blackpink gifs
Una vez tengas cómo llegar a tu destino puedes respirar tranquila [x]

Mi recomendación sería que, si al igual que yo sois estudiantes de intercambio, intentéis poneros en contacto con vuestra universidad. Es muy posible que envíen transporte para recoger a sus nuevos alumnos. De lo contrario, quizás un taxi es mejor que un autobús, aunque será más caro es más cómodo con el tema del equipaje y te lleva exactamente a donde necesitas ir.

¡Y que no se os olvide traer dinero en efectivo por nada del mundo! Lleva contigo al menos 100.000 wons, por si acaso, y si te es imposible conseguir wons en España, en el aeropuerto hay muchas maneras de cambiar euros a wons.

No confiéis en vuestras tarjetas de crédito porque si hay cualquier error con ellas os podéis quedar tiradas, que es lo que me pasó a mí. Fui muy afortunada porque uno de mis compañeros de taxi pagó por mí, pero creedme, no queréis empezar vuestra vida en Corea debiendo dinero.


Hasta aquí la sección de hoy. Espero que este artículo os ayude aunque sea un poco a perder el miedo de subiros a ese avión: ¡no es para tanto! Entiendo perfectamente que asusta verse sola en una situación tan ajena a nuestro día a día, pero si yo pude sobrevivir a ello ¡tú también puedes!

¡Nos vemos la semana que viene!

Anuncios
Sonia Otero

97. the answer is in our blood, not in the stars.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s