KPOP ENTRE BAMBALINAS: ¿QUÉ HAY DETRÁS DE LA INDUSTRIA?

La industria del kpop está construida sobre unos cimientos que nada tienen que ver con el negocio musical como lo conocemos en Occidente. Dentro de la complejidad que entraña la música de por sí, la estructura en Corea del Sur va mucho más allá que lo que aquí tenemos, y es que el kpop tiene su propia receta para ser rentable y duradero.

No sólo el producto final es distinto, sino todo el engranaje que hay detrás, que está construido sobre prácticas que singularizan y diferencian la industria del kpop de la del resto del mundo.

LA ODISEA DE SER TRAINEE

Toda historia tiene su principio y todo idol tiene su época predebut. O, lo que es lo mismo, los años previos a su salto al escenario en los que el idol no es tal, sino una máquina que se entrena para ello.

Durante ese proceso son instruidos en canto, rap, baile y se explotan sus cualidades con más potencial. Además, son instruidos para aprender a “soportar” la presión y el protocolo que implica ser un idol. Los fans los van a tratar como tal: un ídolo, pero ellos deben responder en consecuencia.

snsd.jpg
Girls Generation antes de su debut y en la actualidad

En muchos casos, los trainees entran a una compañía mediante audición y tienen marcada la línea a seguir, pero también hay casos en los que el trainee es escogido por un ojeador o streetcaster. 

Por ejemplo, a Joshua de SEVENTEEN lo vieron cantando en un festival en su ciudad natal, Los Ángeles, y a Sehun de EXO le dieron una tarjeta cuando tenía 12 años, mientras comía por la calle. Aunque evidentemente ambos tuvieron que pasar una audición después.

IMG_20160902_211932
Sehun contando la historia de su casting

La edad es un factor importante, dado que cuanto más joven sea un trainee, mayor potencial se sacará de él y mejor preparado estará para debutar.

Porque no todos debutan.

Entrar a una agencia no implica que vayas a subirte a un escenario, hay algunos que nunca lo consiguen. Incluso si eres muy bueno en tu campo, siempre cabe la posibilidad de que la compañía no sepa encajarte en su próximo proyecto, o no lleguen a verte suficientemente preparado. Por eso, encontramos casos tan dispares como el de Amber de f(x) que entrenó menos de 1 año, y Jihyo de TWICE, que estuvo 10.

1110005
Amber Liu

La compañía decide si debutas o no, pero la perseverancia y trabajo duro siempre son una cuestión individual. Al final, sea un año o diez, la experiencia ineludible de ser un trainee es siempre una apología a la cultura del esfuerzo.

DEBUTAR: EL GRAN PASO

Dar el salto al escenario es un punto de inflexión en la vida de todo idol. Aun así, siguen sin ser independientes y en ningún caso significa dejar de esforzarse.

Para empezar, los idols no eligen a sus compañeros de grupo. Por ejemplo, Johnny estuvo 9 años de trainee en la SM y podría haber debutado en EXO, con quienes ya tenía amistad, pero se quedó atrás hasta que el año pasado por fin debutó en NCT 127.

También es habitual el traspaso entre compañías cuando la empresa no encuentra en el trainee lo que deseaba o esperaba: Shownu de MONSTA X estuvo en JYP 2 años. Tal vez hubiera debutado con GOT7 si no hubiera cambiado a Starship, donde terminó como líder de grupo.

WhatsApp Image 2016-10-09 at 00.48.35.jpeg
MONSTA X (Hyungwon, Shownu, Kihyun, Jooheon, Minhyuk, Wonho, I.M)

Por otra parte, están los reality shows de supervivencia, como No Mercy (Starship) o WIN: Who is Next (YG), que llevan la competitividad entre trainees -y amigos- al máximo, obligándoles a dar lo mejor de sí mismos para poder debutar por encima de sus compañeros.

En la mayoría de casos, aunque los idols no tienen poder para decidir con quién debutan, viven desde el entrenamiento juntos para coger confianza y acostumbrarse a quienes durante los años siguientes serán su familia.

Al debutar llega el reparto de “lines“. A diferencia de como sucede en Occidente, se determina qué rol tiene cada miembro en el grupo; si entra en la línea vocal, la de rap, la de baile, la visual (la que ejerce de imagen del grupo, un concepto cada vez más obsoleto) y otras tantas.

tumblr_orhjpgkb221usdpugo4_r1_540
Jungkook, Jimin y J-Hope, dance line de BTS [x]

Esto significa que aunque todos sean capaces de hacer de todo, siempre habrá dos o tres miembros que formen una line que exponga una cualidad concreta del grupo.

MÚSICA E IMAGEN SON LO MISMO

Relacionado con el concepto visual, encontramos todo el culto a la imagen que conlleva el kpop. Existe la parte más controvertida, la que normaliza la cirugía facial, se apropia de elementos de otras culturas, e insiste en llevar a cabo dietas peligrosísimas, pero hay otra cara más amable.

El kpop se identifica fácilmente por la estética estridente y extravagante. Los idols llevan ropa que jamás llevaría la gente de a pie sin parecer un marciano, pero en ellos no parece desentonar nunca. Es parte de la marca de la casa.

red-velvet-dumb-dumb-dumb11
Red Velvet para la promoción de Dumb Dumb (Joy, Yeri, Irene, Seulgi y Wendy)

Pelos fantasía, lentillas de cualquier color, maquillajes exagerados y mágicos, y combinaciones imposibles son sólo parte de lo que supone la estética del kpop. Lo más habitual es que el grupo adopte un concepto con cada nuevo disco o canción y lo extrapolen al vídeo, las actuaciones y las actividades de promoción.

La estética es parte inseparable del kpop, y tiene la misma importancia que la música. Las agencias pueden tener equipos enteros destinados a plantear nuevos conceptos para un grupo con el objetivo de desmarcarse del resto y llamar la atención.

NO TODO LO QUE BRILLA…

Detrás del oropel hay entresijos que aquí no conocemos y allí conforman el pan de cada día. Los idols tienen deudas con sus agencias: viajes, alojamiento, comida, ropa, profesores y demás necesidades que las compañías cubren tanto cuando son trainees  como después de debutar.

Al ser “préstamos”, los idols tienen la obligación de saldar la deuda. Y para ello sólo tienen su sueldo, que normalmente es un porcentaje muy bajo de las ganancias. Gran parte se lo queda la empresa directamente y lo destinado a pagar su sueldo ha de repartirse entre todo el grupo.

Como el idol nunca deja de “gastar”, a veces cubrir esa deuda puede costar mucho tiempo, incluso después de haber alcanzado la fama.

aaa46-1024x718
AOA saldaron su deuda con su compañía, FNC Ent., en 2016, sólo 4 años después de su debut

Con el objetivo de ahorrar, al principio los idols viven en condiciones deplorables, con ejemplos que no podríamos concebir para un artista occidental. La mayoría de grupos viven, al principio, en pisos de 60 metros cuadrados -a veces menos- y han de compartir ducha, comer en la cama o dormir en el salón.

Es algo completamente normal y aceptado ver a idols realizar retos “divertidos” en programas de televisión para ganarse productos básicos de higiene, limpieza o, directamente: carne. Por ejemplo, ASTRO no tenían camas, y Blackpink pidieron un sofá y una nevera a su CEO a través del programa Weekly Idol.

cda0b95df0070bd270a7c88149ad2240f428b09b_hq
SEVENTEEN se llevaron champú y pañuelos en Weekly Idol.

La premisa de trabajar duro entonces deja de ser sólo por el éxito y pasa a ser también cuestión de supervivencia. Cuantos más ingresos generes, más rápido podrás evolucionar a una casa mejor y permitirte un mejor nivel de vida.

LA MÁQUINA QUE NUNCA PARA

La industria el kpop es increíblemente competitiva. En un año pueden llegar a debutar un centenar de grupos, la mayoría con compañías pequeñas de poco prespuesto. No sin razón es tan conocido el Big Three de las agencias (SM, YG y JYP). Su poder e influencia es tremendo pero operan básicamente en Corea del Sur, Japón y China, por lo que su funcionamiento tiene poco que ver con el de grandes discográficas como SONY o Universal.

Por ello es habitual, sobre todo en grupos jóvenes, producir más de un disco al año. Los “miniálbums” no son más que EP hechos para dosificar la producción y crear más contenido consumible en menor período de tiempo.

A esto se añade el complejo sistema de votaciones en los programas musicales a los que se acude casi por religión. M!Countdown, Music Bank, Inkigayo… son una palestra de artistas que entran en contacto con un público devoto y compiten con distintos sistemas de medición.

EXO-win-1-Performances-from-June-16th-M-Countdown.jpg
EXO

Lo remarcable es la idea de que el kpop va mucho más allá del vestuario estrambótico, las coreografías y los grupos numerosos. Ser un idol en Corea no es lo mismo que ser cantante o músico en Occidente, porque implica seguir una línea marcada directamente por la industria, y someterse a una serie de experiencias que aquí no conocemos.

Incluso después, cuando uno alcanza la fama, sigue a la merced de la industria. Un idol siempre será un idol; un concepto complejo sobre el que se podría escribir otro reportaje.

Tomamos nota para un futuro.

Anuncios
Susana Matondo

5 comentarios sobre “KPOP ENTRE BAMBALINAS: ¿QUÉ HAY DETRÁS DE LA INDUSTRIA?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s